Transportes Le Roy | Confianza en movimiento MENU

Embalaje de Pertenencias

Si deciden realizar ustedes mismos el embalaje, además del periódico, toallas, ropa, mantas, sábanas y colchas viejas, procure adquirir plástico de burbuja, cajas de mudanza dobles y cinta de embalar. Una vez que haya adquirido todo lo necesario, tómese su tiempo para planificarlo y hágalo con calma y orden.

  • Embale habitación por habitación marcando cada caja con un rotulador grueso con una descripción del contenido e indicando si es frágil o no.
  • Embale lo más pesado –como los libros- en cajas pequeñas para que sean más fáciles de mover y soporten el peso. No mezcle distintos tipos de objetos en la misma caja.
  • Los platos nunca deben apilarse. Póngalos de lado y envuelvalos en plástico burbuja uno a uno. Utilice toallas, ropa, sábanas y colchas viejas para rellenar totalmente las cajas y evitar que los platos oscilen y choquen entre sí.
  • No use la cinta de embalar directamente sobre los muebles pues el pegamento se queda impregnado y para quitarlo se usan productos agresivos que pueden dañar el barniz y deteriorar notablemente su aspecto. Es por ello que deben envolver con mantas o plásticos todo su mobiliario para evitar roces, rayas y desperfectos.
  • La ropa que no sea delicada o costosa puede ponerla en cajas grandes o maletas. Para abrigos, trajes, vestidos y ropa colgada en percha, le recomendamos comprar cajas altas para mudanza de ropa colgada.
  • Cuando embale un ordenador no olvide crear copia de seguridad de la información y asegúrese de guardarla lejos de los campos magnéticos o de sitios de mucha temperatura.
  • No embale objetos inflamables y peligrosos como aerosoles, productos de limpieza, disolvente, aguarrás, lejía, amoniaco, pinturas, gasolina, cerillas, etc.
  • Prepare una caja con las cosas más indispensables como utensilios de cocina, artículos de aseo personal y ropa para un par de días, que le serán de gran utilidad mientras se instala y organiza todo adecuadamente.
  • Prepárese un pequeño botiquín de viaje con tiritas, vendas, alcohol, agua oxigenada y llévelo a mano.
  • No olvide dejar la casa limpia como espera usted recibir la suya. Haga limpieza durante el proceso de selección y embalaje, tirando todo aquello que no vaya a necesitar en su nueva casa y haga siempre una revisión final en cada habitación.
  • Antes de cerrar la puerta realice una última revisión de todas las habitaciones, armarios, cajones y trasteros para que no quede nada olvidado y no tener que realizar un segundo viaje innecesario.